Hace un tiempo que estoy trabajando, a nivel personal, el merecimiento y lo que merezco recibir. Empecé observando lo que recibo y entendí la relación con: en qué estado yo me encuentro? qué estoy entregando a los demás? … Y la relación con lo que me iba pasando o lo que iba recibiendo.

Es duro darme cuenta que, a veces estoy enviando la señal equivocada a las personas que quiero. Así que decidí poner atención a esa señal y cambiar esa vibración, ese pensamiento, para ponerme en un lugar más compasivo conmigo misma.

Pronto empecé a sentir que mis cualidades eran más importantes que aquellos que considero defectos en mi. Y pronto empecé a recibir, halagos del corazón de otras personas. Conecté más conmigo misma, así que conecté más fuerte con otras personas y esto también lo valoraron positivamente.

Lo último que me aconteció fue que por distintos sitios me ofrecieron pagarme el doble por mi trabajo, no lo pedí, me lo ofrecieron y quiero compartir contigo, que todo esto empezó con un reconocimiento hacia mi misma y una sencilla frase:

Lo merezco ♥